Consejos para hacer kayak si no sabes nadar

Comparte tu aprecio

La natación no es precisamente tu fuerte. Es por eso que normalmente te abstienes de las actividades acuáticas, pero un amigo te animó a ir en kayak con ellos, para asegurarse de que estás bien. ¿Qué consejos debes tener en cuenta?

Estos son nuestros mejores consejos para navegar en kayak si no sabes nadar:

  • Siempre use un chaleco salvavidas
  • Seleccione aguas tranquilas
  • Conoce el agua
  • Nunca hagas kayak solo
  • Dile a los demás que no sabes nadar
  • Descanso
  • Haz ejercicios de respiración
  • Toma una lección de kayak
  • Quédate donde te sientas cómodo
  • intenta divertirte

A continuación, elaboraremos cada uno de los 10 consejos anteriores. También hablaremos sobre si es seguro navegar en kayak si no puedes nadar, ¡así que sigue leyendo! Mucha gran información por venir.

¿Puedes hacer kayak si no sabes nadar?

Saber que no puedes nadar ha hecho que te saltes muchas actividades al aire libre a lo largo de los años. ¿Día de playa con tus amigos? Definitivamente querrán meterse al agua, y ¿qué dices si no puedes ir con ellos? ¿Fiestas en la piscina? Realmente no.

kayak? Has rechazado algunas invitaciones aquí y allá, pero tu curiosidad te lleva a decir que sí esta vez. ¿Puedes hacer kayak si no sabes nadar o eres un mal nadador?

Sí, eso es posible. Solo tienes que ser selectivo sobre a dónde vas en kayak. Próximamente tendremos consejos sobre los mejores cuerpos de agua para los que no saben nadar, por lo que querrá consultarlos.

Si tu kayak se vuelca mientras estás dentro, el bote flotará. Llevas un chaleco salvavidas, por lo que también te mantienes a flote. Eso puede darle la confianza para enderezar su kayak, volver a entrar y seguir remando.

10 consejos para kayakistas que no saben nadar

Ahora que sabe que puede navegar en kayak aunque no sepa nadar, estará ansioso por planificar su primera excursión. Si bien disfrutar es importante, sobre todo debes estar seguro. Con los siguientes 10 consejos puedes estar seguro.

Siempre use un chaleco salvavidas, incluso en aguas poco profundas

No importa la edad o el físico que tengas, todo kayakista debe usar un chaleco salvavidas. En algunas partes del país es la ley. Si no usa su dispositivo de flotación personal, podría recibir una multa considerable.

Incluso si vive en un estado donde la ley no requiere chalecos salvavidas después de cierta edad, siempre es una buena idea usar uno. Este consejo se aplica tanto a nadadores como a no nadadores.

Como siempre decimos en el blog, hay muchos factores que pueden dificultar que incluso los nadadores fuertes se desempeñen en el agua, desde el impacto de volcar hasta la temperatura del agua y la velocidad de la corriente. Las personas que no saben nadar se verán abrumadas rápidamente por estos factores, lo que hace que sea más probable que se ahoguen.

De acuerdo a Barco VS Fundación, el mejor tipo de dispositivo de flotación personal para kayakistas es un chaleco salvavidas Tipo III, que tiene flotabilidad inherente. Un chaleco salvavidas Tipo III brinda hasta 15.5 libras de flotabilidad, pero no lo volteará boca arriba si está inconsciente en el agua.

El único tipo de chaleco salvavidas que suele hacerlo es el Tipo I, que se recomienda para la pesca en el mar, regatas y cruceros. Puede usarlo mientras navega en kayak, pero los chalecos salvavidas Tipo I se encuentran entre los tipos más incómodos. También son los más flotantes con 22 libras de flotabilidad.

  Dónde alquilar motos de agua en Orange Beach (¡y quién tiene el mejor precio!)

¿Cómo sabe si ha dimensionado correctamente su dispositivo de flotación personal? Aquí hay algunos consejos que le indicarán que su chaleco salvavidas le quedará bien:

  • El chaleco salvavidas se ajusta perfectamente a ti pero no te aprieta. Tu respiración no se siente obstruida.
  • Puede levantar y mover los brazos libremente.
  • El chaleco salvavidas no se pliega por delante cuando levantas los brazos.
  • El material debajo de los brazos es cómodo para que no cause rozaduras después de unas horas de uso.
  • El chaleco salvavidas no es tan voluminoso como para que no pueda ver por encima del hombro.

Seleccionar Cuerpos de agua tranquilos

Los buscadores de emociones generalmente se sienten atraídos por el kayak, pero eso no significa que tenga que elegir un lugar para navegar con abandono.

Por ejemplo, si un amigo te pide que practiques kayak en aguas bravas, di que no. El kayak en aguas bravas puede ser lo suficientemente peligroso para los nadadores experimentados, y mucho menos para los principiantes que solo pueden remar como perros.

En su lugar, seleccione los cuerpos de agua más tranquilos y silenciosos en su cuello del bosque. Tu vida aún puede estar en peligro si terminas en un lago en calma, pero eso es menos en comparación con un río que fluye rápidamente.

Cuanto menos profunda sea el agua, mejor. Si pudieras levantarte después de derramarte en el agua, o si el agua solo te llega a la cintura, sería ideal.

Tómese el tiempo para investigar aguas tranquilas y poco profundas cerca de usted. También pregunta a tus amigos qué recomendarían. Esté preparado para conducir un poco fuera de lo común si necesita encontrar un buen lugar para navegar en kayak.

Véalo de esta manera. Cuando aprendió a conducir, probablemente lo hizo en un estacionamiento vacío, no en una carretera de cuatro carriles. También debe navegar en kayak en condiciones seguras.

Conoce el agua

La ignorancia engendra miedo. Como no puedes nadar, aléjate del agua. Cada vez que te acercas al agua crece tu miedo, lo que también te enseñó a mantener la distancia de seguridad. Esto perpetúa un ciclo que solo sirve para profundizar tu ansiedad.

Debe tener un nivel saludable de miedo al realizar actividades acuáticas, ya que puede prohibir el comportamiento imprudente. Dicho esto, si el miedo es principalmente lo que sientes alrededor de un cuerpo de agua, es mejor si puedes mejorarlo antes de navegar en kayak.

¿Cómo? Acostúmbrate al agua, especialmente al agua en la que navegarás en kayak. Pase algún tiempo en la costa y observe cómo se mueve el agua. Toma un video del agua para que puedas ver las ondulaciones más tarde.

Incluso puede sumergir los dedos de las manos o de los pies en el agua (no se necesitan ambos al mismo tiempo, ya que no estará nadando). Familiarízate poco a poco y ganarás confianza en el kayak.

Nunca hagas kayak solo

Si eres un kayakista experimentado con muchas excursiones en tu haber, entonces definitivamente puedes hacer kayak solo. Incluso entonces, por razones de seguridad, se supone que debes decirles a los demás a dónde vas antes de viajar.

  Coste medio del seguro de moto de agua (y si lo necesitas)

Como kayakista que no sabe nadar, es especialmente importante que nunca navegue solo. No tienes idea de cuántos otros kayakistas habrá en el lago o río que visites. Podrían ser muchos, o podría ser ninguno.

Si te caes por la borda y los otros kayakistas no pueden verlo ni oírlo (lo que puede suceder si tú y los kayakistas están lo suficientemente lejos), no puedes confiar en que te ayudarán.

Podría ahogarse y otros kayakistas ni siquiera se darían cuenta. Ahogarse en la vida real no se parece en nada al asunto grande y dramático que siempre se presenta en las películas y los programas de televisión. No agitas los brazos y gritas «¡ayuda!»

En cambio, en silencio comienzas a hundirte. Si alguien no sabe qué buscar, se lo puede perder.

Si navegas en kayak con un compañero o en grupo, sabes que siempre hay alguien detrás de ti y viceversa. Incluso si no puede ayudar a un compañero de kayak volcado, puede ponerse en contacto con alguien que sepa nadar para que pueda realizar un rescate.

Dile a los demás que no sabes nadar

La mayoría de nosotros no queremos parecer débiles frente a nuestros amigos. Si bien no es fácil ser vulnerable, confiesa a tu amigo que no puedes nadar antes de ir juntos en kayak. Tratar de ser duro y ocultar su incapacidad para nadar puede poner su vida en peligro. ¡No vale la pena!

Lo más probable es que tu novio no te juzgue en absoluto. En su lugar, querrán hacer lo que puedan para complacerte. Por ejemplo, te vigilan cuando navegas en kayak. Claro, esto puede parecer un poco vergonzoso, ¡pero es bueno tener a alguien en tu vida que se preocupa tanto por ti!

descansar la noche anterior

La noche anterior a tu primera salida en kayak sentirás multitud de emociones como ilusión, alegría y miedo. Todo esto es perfectamente natural, pero debe hacer todo lo posible para suprimir esa sensación para que pueda dormir bien por la noche.

Si puede, programe una o dos horas más de sueño para que actúe como un amortiguador mientras da vueltas hasta que su mente se apague. Trate de aspirar a por lo menos siete horas de sueño, de las cuales ocho horas son buenas y nueve horas mejores.

Cuando estás fatigado, tu cuerpo y tu mente pueden sentirse lentos. Eso hace que navegar en kayak sea más difícil de lo que debe ser. Lo que es peor es que su capacidad de respuesta puede sufrir de fatiga. Debes tener los ojos brillantes y la cola tupida mientras navegas en kayak para que puedas mantenerte a salvo.

Calma tu ansiedad con ejercicios de respiración

Guau, no puedes creer que estás en un kayak. Lo que es más loco es que tú y tu pareja acaban de dejar la costa. Ves el muelle detrás de ti cada vez más y más pequeño hasta que desaparece. Si miras a tu alrededor, todo lo que ves es agua.

Cue el pánico.

Incluso si te has tomado el tiempo de familiarizarte con el agua en la que estás navegando, no has llegado tan profundo. Así que vas a estar un poco nervioso, y eso está bien. Recuerda que el agua no es tan profunda ni agitada. Estará bien.

  Bass Boat vs Fishing Boat: ¿Cuál es la diferencia?

Si sus nervios están tratando de sacar lo mejor de usted, le recomendamos ejercicios de respiración. Aguanta la respiración durante unos segundos y luego exhala suavemente. Repita esto tantas veces como sea necesario y su ansiedad comenzará a disminuir de manera gradual pero segura.

Lo mejor de los ejercicios de respiración es que puedes hacerlos en cualquier lugar y en cualquier momento, incluso en un kayak en medio del agua. Confíe en los ejercicios tantas veces como sea necesario.

Toma una lección de kayak o natación.

Si conoce su viaje en kayak con anticipación, no es una mala idea prepararse. Puedes apuntarte a una o más clases de kayak para que aprendas los conceptos básicos de posicionamiento en el bote, remar y manejo de la potencia.

Durante sus lecciones de kayak, puede incluso aprender qué hacer si vuelca, incluso cómo voltear su kayak y cómo volver a entrar cuando está mojado. Tener estas valiosas habilidades aumentará su confianza. Si ocurriera el peor de los casos, como un vuelco, podría manejarlo.

También querrá programar algunas lecciones de natación si el tiempo y el presupuesto lo permiten. Lo más probable es que no aprendas a nadar si tomas una lección de kayak. Incluso si solo puede mantenerse a flote cuando comience a navegar en kayak, es mejor que nada. Además, mantenerse a flote es una habilidad valiosa que a menudo salva vidas.

Quédate donde te sientas cómodo

Su primer viaje en kayak no es un momento para ir a otro lado. Lo mismo ocurre con tu segunda y tercera aventura en kayak. Mantenlo simple y planifica una ruta corta y conocida. Después de todo, el kayak tiene que ver con el esfuerzo manual, y la primera vez que lo haces, puedes agotarte en poco tiempo.

Si llegas incluso a una cuarta parte del camino desde la orilla, deberías considerarlo como una victoria. La próxima vez que salga (si decide que debe haber una próxima vez), puede aumentar gradualmente su distancia y continuar haciéndolo la próxima vez y la siguiente.

La razón por la que recomendamos quedarse donde sabe es que lo desconocido puede reforzar sus miedos, llevándolo a tomar malas decisiones que pueden llevarlo a zozobrar. Y una vez que esté fuera de los caminos trillados, estará fuera de la vista directa de otros kayakistas. Si necesitabas que te rescataran, sería más difícil encontrarte.

intenta divertirte

No serás un kayakista experimentado las primeras veces que salgas. Te dolerán los músculos, si no mientras remas, al día siguiente. Debe usar bloqueador solar y tela resistente a los rayos UV o su piel se quemará.

Dicho esto, el kayak es fantástico. Es posible que te vuelvas adicto incluso si no sabes nadar. A medida que continúe navegando en kayak y tomando lecciones de natación junto a él, lo disfrutará cada vez más. Tus habilidades también mejorarán.

Incluso en ese primer viaje en kayak, cuando apenas sabes cómo sostener un remo, ¡aprovéchalo al máximo!

Pensamientos finales

Puedes navegar en kayak si no sabes nadar, pero tendrás que conducir en aguas más tranquilas y menos profundas. Siempre debe usar un dispositivo de flotación personal y tener un compañero cerca para ayudarlo.

¡Diviértete allá!

Comparte tu aprecio