Pesca de truchas 101: los mejores consejos para atrapar truchas

Comparte tu aprecio

Si te gusta relajarte cerca de ríos caudalosos, no estaría de más practicar la pesca de truchas para despejarte la cabeza. Si está leyendo esto en este momento, probablemente haya considerado pescar, ¿por qué si no buscar en Google «pesca de truchas»?

Probablemente también sepa qué es una trucha, y necesita conocer algunos trucos furtivos para atrapar esos peces saludables. Bueno, has venido al artículo correcto. Profundicemos en ello.

1. Encuentra la trucha

Las truchas son principalmente peces de agua dulce que viven en lagos, ríos y estanques. Pero no esperan a que los atrapes. Se esconden en lugares secretos que en realidad no son secretos.

Lugar uno: rifles

Tienes que seguir la espuma en los rápidos, ya que esto significa que los peces están a poca distancia. Los rifles son conocidos por las corrientes rápidas. Estas corrientes se rompen cuando se encuentran con rocas.

Ese es ahora tu punto de acceso, ahí es donde se esconde el pez. En las rocas, notará que el agua es un poco más lenta que el área circundante, lo que es una garantía importante de que una trucha se esconde detrás de esa roca.

Punto dos: corre

Las carreras son un poco más profundas que los rápidos. Debido a las longitudes más profundas, encontrará menos espuma en estos lugares. La corriente es más lenta, lo que facilita la detección de truchas.

Junto a las laderas puede encontrar ramales con pequeñas distancias entre ellos. Ese es un gran escondite para las truchas ya que los depredadores no pueden entrar en estos espacios reducidos y las ramas están llenas de saltamontes y moscas.

Leer:   ¿Por qué marsopas almizcleras? 3 razones explicadas

Lugar tres: piscinas

El más profundo de todos. Rara vez encuentras espuma en esa área. El agua fluye suavemente y puede interrumpirse en las rocas, que es donde los peces se esconden a mayor distancia.

Todas las piscinas conducen a un rápido, y esa conexión es un tesoro de nutrientes. Si puedes encontrar ese punto de conexión, eres un buen pescador.

2. Tienta la trucha

Las truchas no son depredadores. Suelen alimentarse de saltamontes, insectos y peces más pequeños. Tiene demasiadas opciones para considerar al elegir su cebo o señuelo. Eso cambia según el clima, el medio ambiente y el tamaño de la trucha objetivo.

La única constante en la elección del señuelo es que debe ser tan realista que un humano no pueda notar la diferencia desde la distancia.

Las truchas son débiles, pero tienen sentidos visuales y olfativos agudos. Puedes engañarlos para que se conviertan en cebos de baja calidad.

Opción uno: cebo vivo

¿Por qué recurrir a opciones artificiales cuando puedes usar las naturales?

Hay muchas técnicas que harán que tu cebo vivo sea muy útil. Una es la técnica del chumming.

Como mencionamos anteriormente, las truchas tienen un olor fuerte. Entonces, comienza lanzando un cebo desenganchado al agua para llamar su atención y reunirlos alrededor del cebo. Una vez que caen en el truco, es tu turno de lanzar tu caña.

A los pescadores les gusta usar los huevos como carnada para la trucha, especialmente los huevos de salmón. Pones de 10 a 15 huevos en una bolsa y la enganchas. Lanzas tu caña, pero lo más lento que puedas para evitar perturbaciones bajo el agua. Las truchas saben que los huevos existen en un ambiente tranquilo, por lo que si los arrojas con fuerza, sabrán que algo anda mal.

Leer:   Cómo salvar a los Dodgers para la pesca de Kokanee

Opción dos: señuelos

A la trucha le gustan los colores naturales atractivos como el plateado y el dorado. Si usa señuelos, debe poner estos colores en su lista de compras.

La trucha puede notar la diferencia si usa señuelos que son diferentes de los nutrientes a los que están acostumbrados en un área en particular. Tienes que comprobar los pequeños peces que están nadando en ese lugar y elegir trucos que sean idénticos a él.

Se deben utilizar diferentes señuelos para cada especie de trucha. Los spinners son útiles para pescar truchas arcoíris. Los imanes de trucha son bonitos señuelos coloridos que se utilizan tanto para la pesca de truchas marrones como arcoíris.

3. Atrapa la trucha

Cuando pesque truchas, elija el anzuelo más pequeño que quepa. El tamaño del anzuelo cambia según dos puntos clave. El primero es el cebo que planea usar y el segundo es el pez que desea.

Puedes usar anzuelos simples, dobles y triples, pero estos anzuelos dañarán un poco la boca de la trucha.

Si está utilizando powerbaits, huevos o gusanos, algunos anzuelos de tamaño 12 ayudarán a sellar el trato.

Por otro lado, si estás siguiendo una técnica de atrapar y soltar, necesitarás anzuelos sin púas.

4. Tirar la caña

Debe decidir qué equipo es mejor para usted cuando pesca truchas. Los pescadores prefieren cañas de luz sensibles para ayudarlos a tener un control superior sobre la caña. Con varillas de grafito esto se vuelve manejable. Son conocidos por su ligereza, pero también son conocidos por sus altos precios.

Acción de la varilla:

Elegir la acción de la caña es toda una lucha. Si usa señuelos pesados, entonces una caña de acción extra rápida se adaptará mejor a usted.

Leer:   ¿Necesitas una línea trenzada para lucios? Todo lo que necesitas saber

Si está utilizando cebos ligeros, elija una caña de acción lenta.

Longitud de la varilla:

Debes elegir una barra de 6 a 8 pies. Si vas a pescar desde un barco, ve corto.

Pero si vas a pescar cerca de la costa, necesitarás una caña larga para atrapar las truchas furtivas detrás de grandes obstáculos.

5. Spin Fish o Fly Fish

La pesca con spinning es común entre los principiantes debido a su técnica simple. Eso no significa que no puedas ir a pescar con mosca; sin embargo, necesitará mucha práctica y un equipo completamente diferente.

Si está pescando con mosca, consiga una caña de grafito de 10 pies y algunas moscas para comenzar. A medida que pasa el tiempo, desarrollas más habilidades.

Pensamientos finales

La pesca de truchas es aburrida. No peleas con ningún pez. Esperas a que se encienda. Pero no puedes negar la gran alegría que tendrás en tu corazón cuando pesques tu primera trucha. Te da una gran sensación de logro.

Hay dos tipos de pescadores, a saber, los descargadores y los comedores. ¿Cual eres tu?

Comparte tu aprecio